Las normas no escritas

15 septiembre 2008 Dejar un Commentario

I.- El arte de escribir en un blog

Una bitácora es una página Web alojada en Internet, generalmente personal, en la que puedes hacer publicaciones diarias con un orden cronológico de archivos y la posibilidad de insertar un sistema de comentarios para que los lectores puedan participar.

Las bitácoras o weblogs se han convertido en un vehículo indispensable de conducción y transmisión de la comunicación, generando relaciones recíprocas entre los autores de los blogs y sus lectores. A medida que nuestra bitácora adquiere relevancia en la red, por la razón que fuere, nos van surgiendo determinadas obligaciones que implican un manejo más cuidadoso de la información. Además hay que tener en cuenta que, seguramente, nuestros lectores serán ávidos y expertos consumidores en el tratamiento de esta información. Este post solo tiene un objetivo: recordar que un buen uso de la información requiere que cuidemos las formas a la hora de mostrarla al público. No hay guías ni normas escritas que nos instruyan sobre cómo y qué escribir, ni normas y parámetros de comportamiento dentro de los weblogs. Sin embargo, todo ello, implícitamente, nos genera una serie de obligaciones y deberes de conducta, que deben ser tenidas en cuenta, sobre todo, por nosotros, los autores.

Un artículo de blog se caracteriza por incluir al menos uno de estos tres tipos de contenidos:

  • Información —. Quizá sea la información el contenido más buscado en la Red, por eso abundan los blogs que sólo incluyen este tipo de contenido. La información se ofrece generalmente en forma de noticia, pero también se puede completar con una investigación sobre la base de la noticia.
  • Experiencia —. No siempre se ofrece la experiencia personal que se tiene respecto al contenido de un artículo de blog, sea o no sea una noticia, pero creo que resulta importante para la credibilidad del contenido, pues la experiencia ayuda siempre a matizar ese contenido.
  • Opinión —. Tanto la experiencia como la opinión que tenemos de un contenido fomentan el aspecto personal de un blog, que es una de sus características distintivas. Deberíamos expresar siempre nuestra opinión sobre un asunto, por muy complicado que parezca, pues no sólo los expertos tienen derecho a ello.

En un blog tienen cabida todos los contenidos que queramos, siempre que cumplamos con los siguientes requisitos:

  • Una publicación fragmentada. Por tanto, los textos tienen que ser de extensión reducida y de pretensiones limitadas. Cada artículo forma parte de un todo, que es el blog.
  • Una publicación frecuente, pues la lectura de un blog se realiza de forma rápida y su fragmentación pide esa frecuencia, que puede ser diaria, semanal e, incluso mensual. Aunque lo aconsejable es que actualicemos una vez al día, por lo menos.
  • Un tono coloquial y poco académico, con un lenguaje apropiado a esa característica personal que tiene todo blog. Aunque la utilización o no de un lenguaje técnico es matizable e influenciable, sobre todo, por el perfil de los lectores.

II.- La normas no escritas

Estos son algunos consejos que se deberían tener en cuenta a la hora de escribir un artículo. Cada maestrillo tiene su librillo. No obstante, estas son las normas no escritas que todo blogger está, o debería estar, obligado a conocer.

1.- La elección de un buen título.- La titulación de un buen post es fundamental si se utiliza correctamente. La primera premisa que deberíamos tener en cuenta es que siempre es conveniente poner un título a nuestro artículo, con el objeto de su identificación. Su primera función es la de captar el interés del lector, para ello es primordial ser original y sugerente y huir de expresiones demasiados coloquiales. En segundo lugar, debe resumir el contenido del artículo. Es decir, que el lector sea capaz de captar la idea principal mediante una rápida lectura del título. Y por último, el título debe ser breve y conciso, pero completo. Una frase corta que resuma la idea principal del mensaje debería ser suficiente. Intitular es un recurso que debe utilizarse de forma correcta con el único propósito de provocar una legítima reacción en el lector.

2.- La elección de la tipografía.- El tipo de letra debe tener un tamaño legible, ni muy grande ni muy pequeño. Resulta sorprendente la cantidad de blogs que utilizan un tamaño muy reducido en los tipos de letra, sacrificando así una de las normas básicas para la comprensión de un texto. El tamaño debería rondar entre los 8 y 12 puntos. En cuanto al tipo de letra Arial, Verdana o Time New Roman ofrecen una legibilidad bastante aceptable. El interlineado o espacio entre líneas debe ser generoso. Es decir, la separación entre líneas debe ser amplia para que se pueda leer sin dificultad. La longitud de las líneas de texto no debe ser muy amplia ni muy reducida, pues en ambos casos el texto se lee peor. No se debe justificar el texto. El texto justificado a derecha e izquierda, como en los libros o en los periódicos, es factible en esos medios porque se pueden separar las sílabas al final de línea, pero eso no se puede hacer en la Web, y por tanto a veces quedan huecos en blanco muy amplios entre las palabras, lo que perturba la lectura. A pesar de todo, yo soy un fan empedernido de la justificación.

3.- Respeto a las normas ortográficas y gramaticales.- No hay nada que moleste más a un lector que encontrarse falta ortográficas cuando lee un texto. Deben evitarse los errores ortográficos cuando traducimos gráficamente nuestros pensamientos, las continuas impropiedades que, en ocasiones, solemos emplear al utilizar nuestro léxico y la presencia de cualquier tipo de construcción “aberrante”, desde un punto de vista gramatical. Como señalan en el blog Ciudad de México , en su artículo Redacción y Ortografía:

“Comprender un texto escrito con una pobre sintaxis requiere un esfuerzo mayor y no es justificable la mal llamada “Ley del mínimo esfuerzo”. Escribir de manera correcta es parte de nuestra identidad, es una forma de honrar nuestras raíces. Aquellos que dicen que la observancia de las reglas gramaticales es un elemento anacrónico, pertenecen a un grupo de personas que tienen como moda un proceso de transculturación cuyo único objetivo es derrumbar las diferencias entre nosotros, es decir: todos iguales –cosa imposible y aborrecible en verdad-, sin pensar siquiera que son precisamente las diferencias las cuales nos dan riqueza. Lamentablemente somos pocos los que tratamos de escribir, “postear” y “chatear” conservando la lengua con sus acentos, signos de puntuación, mayúsculas, etcétera.”

4.- La plasmación de la idea: La introducción.- Antes de desarrollar la idea, es prudente realizar una breve introducción de la misma. Puede ser un párrafo de unas cinco o seis líneas, donde exponer, de forma resumida, el asunto principal, el sentido y el tono de nuestra opinión y las fuentes consultadas. A mí, personalmente, me suele gustar remarcar este párrafo en negrita para destacarlo del resto. Con esta práctica situamos al lector en el centro del mensaje y no le distraemos ni le hacemos perder el tiempo.

5.- La estructura del mensaje.- El desarrollo del mensaje debería incluir, al menos, uno de los tres contenidos que hemos expuestos más arriba. Es conveniente finalizar el mismo con una conclusión en un párrafo de no más de cinco o seis líneas, a modo de resumen de las ideas principales.

6.- La ordenación del mensaje.- Para una mejor compresión del texto, es conveniente ordenar y clasificar las ideas desarrolladas en apartados o subsecciones intituladas y numeradas. Sobre todo si la extensión del post es considerable. Es conveniente que queden espacios en blanco que permitan descansar a la vista. Esto se consigue introduciendo los siguientes elementos:

  • División del texto en párrafos homogéneos y no muy extensos.
  • Introducción de listas numeradas y de viñetas siempre que haya una cantidad suficiente de ítems.
  • Las frases deben ser escuetas y cortas, y el lenguaje preciso y sin adornos innecesarios.
  • Resulta muy útil destacar frases importantes con letra negrita o cursiva, pero nunca subrayándolas, pues pueden confundirse con los enlaces, sin que suponga abusar excesivamente de este elemento.

7.- El recurso del linking.- Los enlaces sirven generalmente para ampliar la información dirigiendo al lector a otra página o documento, o para indicar la procedencia de dicha información. Hay dos tipos principales de enlaces: Los que se incluyen en el flujo del texto y están subrayados para que se sepa que son enlaces. Los que se colocan fuera del texto principal, generalmente al final en una sección aparte. A estos enlaces se los suele llamar enlaces de interés o relacionados.

Los enlaces se suelen utilizar para los siguientes objetivos:

  • Ampliar la información que ofrecemos.
  • Confirmar la información dada con otros documentos publicados en la Red.
  • Definir términos que pueden resultar difíciles de comprender.

En los enlaces hay que indicar principalmente tres elementos:

  • El texto del enlace, que es el texto que aparecerá enlazado y por lo general subrayado, aunque en muchos blogs los enlaces aparecen en negrita y con un color distinto al del texto normal. Abajo tenéis un buen ejemplo de ello.
  • La ruta del enlace, es decir, la dirección o URL del documento que se quiere enlazar. Por ejemplo: http://bloguerlaw.blogspot.com/2008/09/las-normas-no-escritas.html.
  • El título del enlace, es decir, un descripción del enlace, que se verá cuando se coloque el cursor del ratón encima del enlace. Por ejemplo: "LEER ARTÍCULO".

8.- La cita.- La cita no debe utilizarse de forma indiscriminada. Solo debe usarse este recurso cuando necesitemos complementar nuestra idea con el apoyo intelectual de otro texto creado por otro autor. Sobre los requisitos legales para su correcta utilización podéis leer este artículo del blog: LEER ARTÍCULO

9.- La inclusión de imágenes.- Las imágenes son importantes en un artículo de blog por los siguientes motivos: Ilustran el contenido del artículo y ayudan a su comprensión. Por tanto, nunca tienen que ser accesorias o responder a un simple capricho. Pueden incluirse iconos o imágenes de tamaño reducido cuando sirvan para relajar la vista si hay mucho texto o para ofrecer una cierta ordenación visual del contenido. Las imágenes no deben interrumpir la lectura ni ocupar gran parte del párrafo, dejando poco espacio para el texto. Lo dicho, vale igual para cualquier otro contenido multimedia.

III.- Las diez reglas de oro

Podemos resumir, brevemente el contenido de este artículo en las diez reglas de oro que todo blogger nunca debería olvidar.

    1. Elige un título sugerente que capte el interés del lector.
    2. Elige el tipo de letra adecuado.
    3. Cuida especialmente las normas ortográficas
    4. El mensaje, debe ser conciso, claro y directo.
    5. Los párrafos deben ser cortos y concisos.
    6. Utiliza elementos adecuados para ordenar el texto.
    7. Utiliza el recurso del resaltado convenientemente.
    8. No hagas un uso indiscriminado de las citas.
    9. Si pones enlaces vigila que estén actualizados.
    10. Limita las imágenes a las estrictamente necesarias.

2 comentarios »

  • Gaviota said:  

    Mis felicitaciones, nuevamente. Estoy de acuerdo con mucho de lo que aquí se expone, pero también considero que parte de la experiencia de escribir un blog, o buscar blogs interesantes, depende de la originalidad y del estilo propio del autor. Ciertas "libertades" no están de más, siempre y cuando sea intencional.

    De otra parte, considero que faltó una regla esencial, que es respetar los comentarios de los lectores. No lo menciono por los autores de este blog, pero sí he observado en otras páginas como en vez de enriquecer el contenido del blog, se espanta al lector por no ser tan sabio, experimentado como el blogger, o simplemente por no estar de acuerdo con lo que allí se expone.

    Muchos saludos.

  • bloguerlaw said:  

    Hola Gaviota. Te agradezco el comentario. Es cierto que la personalidad del autor marca la diferencia.

    Con este artículo sólo pretendo hacer reflexionar a todos los lectores sobre la riqueza de nuestros lenguaje.

    En cuanto a los comentarios la omisión es intencionada, pues estoy preparando un post sobre ello. Un saludo.

  • Deja tú respuesta!

    | Blogger |
    Ir Arriba